Manuales del Propietario de Coches

Volkswagen Jetta: Llantas y neumáticos

Introducción al tema

En este capítulo encontrará información sobre los siguientes temas:

  • Manipulación de llantas y neumáticos
  • Llantas
  • Neumáticos nuevos y sustitución de neumáticos
  • Presión de inflado de los neumáticos
  • Profundidad del perfil e indicador de desgaste
  • Daños en los neumáticos
  • Rueda de repuesto o rueda de emergencia
  • Neumáticos con propiedades para marcha de emergencia
  • Inscripciones en los neumáticos
  • Neumáticos de invierno
  • Cadenas para la nieve

Volkswagen recomienda encargar todos los trabajos relacionados con las llantas o los neumáticos a un taller especializado. Estos talleres disponen de las herramientas especiales y los recambios necesarios, de los conocimientos técnicos pertinentes y están preparados para desechar los neumáticos.

Volkswagen recomienda acudir para ello a un concesionario Volkswagen.

Información adicional y advertencias:

  • Transporte de objetos
  • Conducción con remolque
  • Frenar, detener y aparcar el vehículo
  • Sistema de aparcamiento asistido
  • Sistemas de control de los neumáticos
  • Conservación y limpieza del exterior del vehículo
  • Información para el usuario
  • Tapacubos
  • Cambio de rueda
  • Kit antipinchazos

ADVERTENCIA

Las ruedas nuevas y las ruedas viejas, desgastadas o dañadas pueden influir negativamente en el control del vehículo y en la capacidad de frenado.

  • La manipulación inapropiada de las llantas y neumáticos puede reducir la seguridad en la conducción, causar un accidente y producir lesiones graves.
  • Monte siempre en las cuatro ruedas neumáticos radiales del mismo tipo, tamaño (perímetro de rodadura) y perfil.
  • Los neumáticos nuevos tienen que someterse a un rodaje, ya que las ruedas nuevas tienen al principio una capacidad de adherencia y de frenado reducida. Para evitar accidentes y lesiones graves, circule durante los primeros 600 km (370 millas) con la debida precaución.
  • Compruebe regularmente la presión de inflado de los neumáticos y mantenga los valores prescritos. Si la presión de inflado es insuficiente, puede que el neumático se caliente de tal manera que se desprenda la banda de rodadura y reviente el neumático.
  • Nunca circule con neumáticos dañados (pinchazos, cortes, grietas o abolladuras) o desgastados. Si circula con neumáticos defectuosos, podría producirse un reventón, un accidente y lesiones graves. Sustituya los neumáticos gastados o dañados lo antes posible.
  • No exceda nunca la velocidad máxima ni la capacidad de carga autorizadas de los neumáticos montados.
  • La eficacia de los sistemas de asistencia al conductor y a la frenada depende también de la adherencia de los neumáticos.
  • Si durante la marcha el vehículo vibra de forma inusual o tiende a irse hacia un lado, deténgase inmediatamente y compruebe si las llantas y los neumáticos están dañados.
  • Para reducir el riesgo de perder el control del vehículo, de accidente o lesiones graves, no afloje nunca las uniones roscadas de las llantas con aros atornillados.
  • No utilice llantas o neumáticos usados sin conocer sus antecedentes. Podrían tener defectos imperceptibles a primera vista.
  • Los neumáticos viejos, incluso si no se han utilizado nunca, pueden perder aire o sufrir un reventón repentinamente (sobre todo a gran velocidad) y ser la causa de un accidente con lesiones graves. Si un neumático tiene más de 6 años, sólo se deberá utilizar en caso de emergencia y extremando las precauciones durante la conducción.

Por motivos técnicos, generalmente no se pueden utilizar las llantas de otros vehículos.

Esto rige en ciertos casos incluso para las llantas de un mismo modelo. Consulte la ficha técnica del vehículo y, si fuera necesario, infórmese en un concesionario Volkswagen.

Manipulación de llantas y neumáticos

Volkswagen Jetta. Conservación y mantenimiento del vehículo
Fig. 161 Esquema para el cambio de ruedas.

Los neumáticos son los componentes del vehículo más sometidos a esfuerzo y a su vez los más subestimados.

Sin embargo, los neumáticos son muy importantes, ya que sus finas superficies de apoyo son el único contacto del vehículo con la calzada.

La vida útil de los neumáticos depende de la presión de inflado, del modo de conducir, de su manipulación y del montaje correcto.

Los neumáticos y las llantas son elementos muy importantes. Los neumáticos y las llantas homologados por Volkswagen han sido diseñados para el modelo de vehículo en cuestión, por lo que contribuyen de forma determinante a mantener la estabilidad en carretera y las propiedades de marcha.

Evitar daños en los neumáticos

  • Al subir un bordillo o similar, hágalo despacio y, a ser posible, en ángulo recto.
  • Compruebe con regularidad si los neumáticos presentan daños, por ejemplo, pinchazos, cortes, grietas o abolladuras.
  • Retire los cuerpos extraños que se encuentren en el perfil del neumático y que no hayan penetrado en el interior del mismo.
  • En caso dado, tenga en cuenta los mensajes de advertencia del sistema de control de los neumáticos.
  • Sustituya los neumáticos dañados o desgastados lo antes posible.
  • Compruebe periódicamente los neumáticos en busca de daños latentes.
  • No exceda por ningún motivo la velocidad máxima ni la capacidad de carga de los neumáticos montados.
  • Evite el contacto de los neumáticos, también el de repuesto, con sustancias agresivas (inclusive grasa, aceite, gasolina o líquido de frenos).
  • Reponga inmediatamente las caperuzas que falten de las válvulas.

Neumáticos sujetos a rodadura unidireccional

Los neumáticos sujetos a rodadura unidireccional han sido diseñados para rodar sólo en una dirección.

Los neumáticos sujetos a rodadura unidireccional van marcados con unas flechas en los flancos. Es imprescindible respetar el sentido de giro indicado para este tipo de neumáticos.

Sólo de este modo se aprovecharán al máximo las propiedades del neumático en lo que respecta al aquaplaning, la adherencia, la rumorosidad y el desgaste.

Si aun así se monta un neumático en el sentido de giro contrario al previsto, se deberá conducir extremando las precauciones ya que se estará utilizando en contra de lo especificado. Esto es especialmente importante cuando la calzada esté mojada.

Se deberá cambiar el neumático lo antes posible o montarlo en el sentido de giro correcto.

Intercambiar las ruedas

Para que el desgaste de los neumáticos sea uniforme se aconseja realizar un intercambio periódico conforme al esquema ⇒ fig. 161. Actuando de este modo se consigue que la vida útil de todos los neumáticos sea aproximadamente la misma.

Volkswagen recomienda encargar el intercambio de las ruedas a un taller especializado.

Neumáticos con más de 6 años

Los neumáticos envejecen debido a procesos físicos y químicos, pudiéndose ver afectada su función.

Los neumáticos almacenados durante largo tiempo sin ser utilizados se endurecen y se debilitan antes que los neumáticos utilizados permanentemente en el vehículo.

Volkswagen recomienda encargar la sustitución de los neumáticos que tengan más de seis años. Esto también rige para los neumáticos, incluido el de repuesto, que por su aspecto externo parezcan poder seguir utilizándose y cuya profundidad del perfil no haya alcanzado aún el valor mínimo prescrito legalmente.

La edad de un neumático puede averiguarse consultando la fecha de fabricación que forma parte del número de identificación del neumático (TIN).

Almacenar los neumáticos

Antes de desmontar los neumáticos se deberán marcar para mantener el sentido de giro al volver a montarlos (izquierdo, derecho, delantero, trasero).

Las llantas o los neumáticos desmontados se deberán almacenar en un lugar fresco, seco y, a ser posible, oscuro. Los neumáticos montados en las llantas no se deberán colocar en posición vertical.

Los neumáticos que no estén montados en las llantas deberán guardarse en fundas apropiadas que les protejan de la suciedad y almacenarse en posición vertical sobre la banda de rodadura.

ADVERTENCIA

Los líquidos y sustancias agresivas pueden provocar daños visibles e invisibles en los neumáticos y provocar un reventón.

  • Se deberá evitar que los neumáticos entren en contacto con productos químicos, aceites, grasas, combustibles, líquido de frenos u otras sustancias agresivas.

ADVERTENCIA

Los neumáticos viejos, incluso si no se han utilizado nunca, pueden perder aire o sufrir un reventón repentinamente (sobre todo a gran velocidad) y ser la causa de un accidente con lesiones graves.

  • Si un neumático tiene más de 6 años, sólo se deberá utilizar en caso de emergencia y extremando las precauciones durante la conducción.

Los neumáticos viejos han de desecharse siempre adecuadamente conforme a las normas vigentes.

Llantas

Las llantas y los tornillos de rueda están armonizados desde el punto de vista constructivo. Por ello, si se cambian las llantas, deberán utilizarse los tornillos de rueda correspondientes, con la longitud y la cabeza adecuados. De ello depende la fijación correcta de las ruedas y el funcionamiento del sistema de frenos.

Por motivos técnicos, generalmente no se pueden utilizar las llantas de otros vehículos. Esto rige en ciertos casos incluso para las llantas de un mismo modelo.

Los neumáticos y las llantas homologados por Volkswagen han sido diseñados para el modelo de vehículo en cuestión, por lo que contribuyen de forma determinante a mantener la estabilidad en carretera y las propiedades de marcha.

Tornillos de rueda

Los tornillos de rueda se deberán apretar siempre con el par de apriete correcto.

Llantas con aros atornillados

Las llantas con un aro atornillado constan de varias piezas. Estas piezas se atornillan entre sí con unos tornillos especiales y mediante un procedimiento también especial. De este modo se garantiza el buen funcionamiento, la hermeticidad, la seguridad y la concentricidad de la rueda. Por este motivo hay que sustituir las llantas dañadas y, dado el caso, sólo las deberá reparar un taller especializado.

Volkswagen recomienda acudir para ello a un concesionario Volkswagen.

Llantas con elementos embellecedores atornillados

Las llantas pueden estar provistas de elementos embellecedores sustituibles que van fijados con tornillos autoblocantes. La sustitución de los elementos embellecedores dañados sólo se deberá encargar a un taller especializado. Volkswagen recomienda acudir para ello a un concesionario Volkswagen.

ADVERTENCIA

La utilización de llantas inapropiadas o dañadas puede mermar la seguridad en la conducción, causar un accidente y producir lesiones graves.

  • Utilice sólo llantas homologadas para el vehículo en cuestión.
  • Compruebe periódicamente si las llantas presentan daños y sustitúyalas si es necesario.

ADVERTENCIA

Aflojar y apretar de forma incorrecta los tornillos de las llantas con aros atornillados puede causar un accidente y lesiones graves.

  • No afloje nunca las uniones roscadas de las llantas con aros atornillados.
  • Acuda a un taller especializado para cualquier trabajo que se tenga que realizar en las llantas con aros atornillados. Volkswagen recomienda acudir para ello a un concesionario Volkswagen.

Neumáticos nuevos y sustitución de neumáticos

Neumáticos nuevos

  • Cuando lleve neumáticos nuevos, circule durante los primeros 500 km (310 millas) con especial precaución, pues se tendrá que hacer aún el rodaje de los mismos. Los neumáticos que no han hecho el rodaje tienen la adherencia ⇒ y la capacidad de frenado reducida.
  • Monte siempre en las cuatro ruedas neumáticos radiales del mismo tipo, tamaño (perímetro de rodadur a) y perfil.
  • Debido a las características de construcción y a la estructura del perfil, la profundidad del perfil de los neumáticos nuevos puede variar, dependiendo del diseño y del fabricante.

Cambiar un neumático

  • A ser posible, no sustituya sólo un neumático, sino hágalo al menos por ejes (los dos neumáticos del eje delantero o los dos neumáticos del eje trasero).
  • Sustituya los neumáticos viejos únicamente por neumáticos homologados por Volkswagen para el modelo en cuestión teniendo en cuenta el tamaño, el diámetro, la capacidad de carga y la velocidad máxima.
  • No utilice nunca neumáticos que excedan en su tamaño efectivo las dimensiones de los neumáticos homologados por Volkswagen. Si se montan neumáticos más grandes, podrían rozar con la carrocería u otras piezas y desgastarse.

ADVERTENCIA

Los neumáticos nuevos tienen que someterse a un rodaje, ya que las ruedas nuevas tienen al principio una capacidad de adherencia y de frenado reducida.

  • Para evitar accidentes y lesiones graves, circule durante los primeros 600 km (370 millas) con la debida precaución.

ADVERTENCIA

Las ruedas tienen que disponer de un espacio para su giro holgado. Si no es así, el neumático podría entrar en contacto con componentes del tren de rodaje, de la carrocería y del circuito de frenos, lo que podría producir la avería del sistema de frenos, el desprendimiento de la banda de rodadura y el consiguiente reventón del neumático.

  • Las dimensiones efectivas de los neumáticos no deberán exceder las dimensiones de los neumáticos homologados por Volkswagen y los neumáticos no deberán rozar con otras piezas del vehículo.

A pesar de figurar idénticas dimensiones en los neumáticos, los tamaños de los diferentes modelos de neumáticos pueden diferir de dichos valores nominales o los contornos de los neumáticos pueden diferenciarse considerablemente.

En el caso de los neumáticos homologados por Volkswagen, queda garantizado que sus dimensiones efectivas son las adecuadas para el vehículo. En lo que respecta a otros modelos de neumáticos, el vendedor debe presentar un certificado del fabricante de los mismos en el que figure que el modelo en cuestión es apto para el vehículo.

Dicho certificado se deberá guardar en el vehículo.

Presión de inflado de los neumáticos

Volkswagen Jetta. Conservación y mantenimiento del vehículo
Fig. 162 Ubicación del adhesivo de la presión de inflado de los neumáticos.

La presión de inflado correcta de los neumáticos montados de fábrica figura en un adhesivo y rige tanto para los neumáticos de verano como para los de invierno. El adhesivo ⇒ fig. 162 se encuentra en el pilar de la puerta del conductor o en la cara interior de la tapa del depósito.

Una presión excesiva o insuficiente del neumático reduce su vida útil, además de influir negativamente en el comportamiento de marcha del vehículo. Sobre todo a altas velocidades, la presión correcta de los neumáticos es de suma importancia.

Si la presión es incorrecta, el neumático puede desgastarse excesivamente o incluso reventar.

Por ello, se ha de comprobar la presión al menos una vez al mes y siempre antes de emprender un viaje largo.

La presión de inflado indicada rige para los neumáticos fríos. El valor es siempre mayor cuando los neumáticos están calientes.

Por ello, no se ha de desinflar nunca un neumático caliente para alcanzar la presión prescrita. En este caso la presión sería tan baja que el neumático podría reventar repentinamente.

Comprobar la presión de inflado de los neumáticos

Sólo se deberá comprobar la presión de los neumáticos si éstos no han recorrido más que unos pocos kilómetros (millas) a poca velocidad en las últimas tres horas.

  • Compruebe la presión de inflado periódicamente y siempre con los neumáticos fríos. Compruebe siempre todos los neumáticos, incluido el de la rueda de repuesto (si es que la lleva). En regiones con clima frío se debería comprobar la presión con más frecuencia, pero sólo si el vehículo no ha sido movido previamente. Utilice siempre un verificador de presión que funcione bien.
  • Adapte la presión de inflado de los neumáticos a la carga del vehículo.
  • Después de adaptar las presiones de inflado de los neumáticos compruebe que las caperuzas estén enroscadas en las válvulas y tenga en cuenta, en su caso, la información y las indicaciones relativas al ajuste del sistema de control de los neumáticos.

La rueda de repuesto o la rueda de emergencia han de inflarse con la máxima presión prevista para el vehículo.

ADVERTENCIA

Una presión de inflado excesiva o insuficiente puede provocar que el neumático pierda aire o reviente de improvisto durante la marcha.

Esto podría provocar accidentes graves y lesiones mortales.

  • Si la presión de inflado es insuficiente, puede que el neumático se caliente de tal manera que se desprenda la banda de rodadura y reviente el neumático.
  • La velocidad excesiva o la sobrecarga del vehículo pueden causar sobrecalentamiento y daños repentinos en los neumáticos, que incluso podrían reventar o perder la banda de rodadura, lo que provocaría la pérdida del control del vehículo.
  • La presión insuficiente o excesiva de los neumáticos reduce su vida útil e influye negativamente en el comportamiento de marcha del vehículo.
  • La presión de los neumáticos se deberá comprobar al menos una vez al mes y también antes de cada viaje largo.
  • La presión de inflado de todos los neumáticos se deberá adaptar a la carga del vehículo.
  • Nunca se deberá reducir el aumento de presión de aire que presentan los neumáticos calientes.

AVISO

  • Hay que evitar ladear el manómetro al colocarlo sobre la válvula. De lo contrario, la válvula y el sensor de la presión de los neumáticos podrían resultar dañados.
  • Si falta la caperuza de la válvula, va montada una no adecuada o no está correctamente enroscada, la válvula y el sensor del sistema de control de la presión de los neumáticos correspondientes podrían resultar dañados. Por ello siempre se deberán utilizar caperuzas equivalentes a las que vienen montadas de fábrica y circular con ellas correctamente enroscadas.

Si la presión de los neumáticos es insuficiente, aumenta el consumo de combustible.

Cuando se comprueben las presiones de inflado de los neumáticos se deberán tener en cuenta las particularidades del sistema de control de los neumáticos.

Profundidad del perfil e indicador de desgaste

Volkswagen Jetta. Conservación y mantenimiento del vehículo
Fig. 163 Indicadores de desgaste del perfil del neumático.

Profundidad del perfil

Determinadas situaciones en la conducción requieren que la profundidad del perfil sea la mayor posible, y que sea aproximadamente la misma en el eje delantero y en el trasero. Esto rige especialmente para la conducción con tiempo invernal, a bajas temperaturas y con humedad.

En la mayoría de los países, el neumático habrá alcanzado el límite de profundidad mínimo autorizado cuando quede un perfil de 1,6 mm (1/16 pulgadas), medido en las acanaladuras junto a los indicadores de desgaste. Ténganse en cuenta las disposiciones legales al respecto del país en cuestión.

Los neumáticos de invierno pierden gran parte de sus propiedades cuando la profundidad del perfil se ha reducido a 4 mm (5/32 pulgadas).

Debido a las características de construcción y a la estructura del perfil, la profundidad del perfil de los neumáticos nuevos puede variar, dependiendo del diseño y del fabricante.

Indicadores de desgaste de los neumáticos

En el fondo de las acanaladuras de los neumáticos originales se encuentran, dispuestos transversalmente con respecto al sentido de giro, unos indicadores de desgaste ⇒ fig. 163 de 1,6 mm (1/16 pulgadas) de profundidad. Hay varios de estos indicadores repartidos a distancias iguales por toda la banda de rodadura. Su posición viene indicada con unas marcas en los flancos del neumático, por ejemplo, las letras "TWI" o símbolos.

Los indicadores de desgaste indican si un neumático está desgastado. Los neumáticos se tendrán que cambiar, como muy tarde, cuando la profundidad del perfil alcance la marca de los indicadores de desgaste.

ADVERTENCIA

Los neumáticos desgastados representan un riesgo para la seguridad, y pueden provocar la pérdida del control del vehículo y que se produzcan lesiones graves.

  • Los neumáticos se deberán cambiar, a más tardar, cuando se alcance la marca de los indicadores de desgaste.
  • Los neumáticos desgastados pierden considerablemente la capacidad de adherencia, sobre todo cuando la calzada está mojada, y el vehículo "patina" con más facilidad (aquaplaning).
  • Cuando los neumáticos están desgastados disminuye la posibilidad de controlar bien el vehículo en situaciones de marcha normales y difíciles, y aumenta la distancia de frenado y el riesgo de patinar.

Daños en los neumáticos

Los daños de los neumáticos y de las llantas a menudo no pueden apreciarse a simple vista. Si el vehículo vibra o tiende a irse hacia un lado de forma inusual, puede que los neumáticos estén dañados.

  • ¡Si tiene la sospecha de que una rueda está dañada, reduzca la velocidad inmediatamente!
  • Compruebe los neumáticos y las llantas con respecto a daños.
  • Si algún neumático está dañado, no continúe la marcha y solicite ayuda experta.
  • Si no hay daños visibles, conduzca despacio y con precaución hasta el taller especializado más próximo para revisar el vehículo.

Cuerpos extraños introducidos en el neumático

  • ¡No extraiga los cuerpos extraños que se hayan clavado en el neumático si han penetrado en el interior!
  • Solicite inmediatamente la ayuda de personal especializado.

En el caso de los vehículos con neumáticos antipinchazos también se deberán dejar los cuerpos extraños en el neumático y se deberá acudir a un taller especializado. Una pasta sellante existente en el interior de la banda de rodadura del neumático rodea el cuerpo extraño que ha penetrado y sella el neumático provisionalmente.

Desgaste de los neumáticos

El desgaste de los neumáticos depende de múltiples factores, por ejemplo:

  • El estilo de conducción
  • El desequilibrio de las ruedas
  • Los ajustes del tren de rodaje

Estilo de conducción - La conducción rápida en las curvas, los acelerones y los frenazos aumentan el desgaste de los neumáticos. Si el desgaste de los neumáticos es excesivo a pesar de un estilo de conducción normal, se deberá hacer comprobar el ajuste del tren de rodaje en un taller especializado.

Ruedas desequilibradas - Las ruedas de un vehículo nuevo están equilibradas. Sin embargo, debido a diferentes circunstancias, durante la conducción se puede originar un desequilibrio que se pone de manifiesto mediante la vibración del volante.

El desequilibrio aumenta el desgaste de la dirección y de la suspensión. Por ello, en estos casos se ha de realizar un nuevo equilibrado de las ruedas.

Los neumáticos nuevos se tendrán que equilibrar de nuevo tras su montaje.

Ajustes del tren de rodaje - El ajuste incorrecto del tren de rodaje merma la seguridad en la conducción y aumenta el desgaste de los neumáticos. En el caso de un desgaste excesivo de los neumáticos se deberá acudir a un taller especializado para que se compruebe la alineación.

ADVERTENCIA

Si el vehículo vibra de forma inusual o tiende a irse hacia un lado durante la marcha, es posible que los neumáticos estén dañados.

  • Reduzca la velocidad inmediatamente y detenga el vehículo respetando las normas de circulación.
  • Compruebe los neumáticos y las llantas con respecto a daños.
  • No continúe nunca la marcha si los neumáticos o las llantas están dañados. En este caso, solicite la ayuda de un experto.
  • Si no hay daños visibles, conduzca despacio y con precaución hasta el taller especializado más próximo para revisar el vehículo.

Rueda de repuesto o rueda de emergencia

Volkswagen Jetta. Conservación y mantenimiento del vehículo
Fig. 164 Maletero: ruedecilla para fijación de la rueda de repuesto.

Extraer la rueda de repuesto

  • Abra el capó del maletero y extraiga el recubrimiento del piso.
  • En caso necesario, extraiga el elemento de espuma tras soltar la cinta que lo sujeta.
  • Desenrosque por completo la ruedecilla que sujeta la rueda de repuesto ⇒ fig. 164, hacia la izquierda, y extraiga la rueda.

Guardar la rueda cambiada

  • Con la llanta hacia abajo, coloque la rueda defectuosa en la cavidad de la rueda de repuesto encajando el agujero central de la llanta con el perno roscado.
  • A continuación, gire la ruedecilla del perno roscado hacia la derecha, hasta que la rueda quede bien fijada.
  • En caso dado, coloque el elemento de espuma en la rueda cambiada y sujételo bien con la cinta.
  • Coloque el recubrimiento del piso del maletero.
  • Cierre el capó del maletero.

Si la rueda de repuesto es distinta a las que lleva montadas el vehículo

Si la rueda de repuesto es diferente a las que lleva montadas el vehículo como, por ejemplo, cuando se llevan montadas las ruedas de invierno o en el caso de la rueda de emergencia, sólo se deberá utilizar brevemente y conduciendo con la debida precaución.

Se deberá sustituir cuanto antes por la rueda normal.

Tenga en cuenta los consejos para la conducción:

  • ¡No exceda los 80 km/h (50 mph)!
  • Evite acelerar a fondo, así como frenar bruscamente o tomar las curvas a gran velocidad.
  • No monte cadenas para la nieve en la rueda de emergencia.
  • Después de montar la rueda de repuesto o la de emergencia, compruebe lo antes posible la presión de inflado.

Es aconsejable comprobar la presión de inflado de la rueda de repuesto o de emergencia junto con la de los neumáticos que van montados; al menos una vez al mes. La rueda de repuesto deberá tener siempre la presión máxima prevista para el vehículo. La presión de inflado de la rueda de emergencia figura en el adhesivo de la misma.

ADVERTENCIA

La manipulación inapropiada de la rueda de repuesto o de la de emergencia puede causar la pérdida del control del vehículo, una colisión u otro tipo de accidente y que se produzcan lesiones graves.

  • No utilice nunca la rueda de repuesto o la de emergencia si está dañada o desgastada hasta los indicadores de desgaste.
  • En algunos vehículos la rueda de repuesto es más pequeña que los neumáticos originales.

    Ésta se reconoce por un adhesivo que lleva la inscripción "80 km/h" o "50 mph". El adhesivo indica la velocidad máxima permitida para este tipo de rueda.

  • No circule nunca a más de 80 km/h (50 mph). Evite los acelerones, los frenazos y tomar las curvas a gran velocidad.
  • No recorra nunca más de 200 km (124 millas) si lleva montada una rueda de emergencia de 16" en el eje motriz.
  • Cambie la rueda de emergencia por una normal lo antes posible. La rueda de emergencia sólo deberá utilizarse por poco tiempo.
  • Fije siempre la rueda de emergencia con los tornillos de rueda que vienen de fábrica.
  • No circule nunca con más de una rueda de emergencia montada.
  • Después de montar la rueda de emergencia, compruebe lo antes posible la presión de inflado.
  • En la rueda de emergencia no se pueden montar cadenas para la nieve.

En la medida de lo posible habrá que fijar la rueda de repuesto, la de emergencia o la rueda cambiada de forma segura en el maletero.

En vehículos con kit antipinchazos no es posible fijar la rueda defectuosa.

Neumáticos con propiedades para marcha de emergencia

Los neumáticos con propiedades para marcha de emergencia llevan un distintivo en el flanco del neumático detrás de la denominación: "DSST", "Eufonia", "RFT", "ROF", "RSC", "SSR" o "ZP".

Los flancos de este tipo de neumáticos están reforzados.

Cuando los neumáticos pierden el aire, se apoyan sólo sobre los flancos (marcha de emergencia).

Los neumáticos antipinchazos no se "desinflan" al perder la presión porque se apoyan sobre los flancos reforzados. De ahí que la mayoría de las veces no se pueda detectar si está dañado cuando se realiza una comprobación visual.

En los vehículos equipados de fábrica con neumáticos con propiedades para marcha de emergencia, los cambios en la presión de inflado se indican en el cuadro de instrumentos, Sistema de control de los neumáticos.

Los neumáticos dañados se deberán sustituir lo antes posible. La llanta se deberá hacer revisar en un taller especializado para detectar posibles daños y se deberá sustituir en caso necesario. Volkswagen recomienda acudir para ello a un concesionario Volkswagen.

Conducción en marcha de emergencia

En cuanto se advierte de la pérdida de presión de inflado en el cuadro de instrumentos, al menos uno de los neumáticos está girando en marcha de emergencia. En este caso, deberá tener en cuenta lo siguiente:

  • Continúe circulando con precaución y a velocidad reducida, 80 km/h (50 mph) como máximo.
  • Evite los frenazos y las maniobras y volantazos repentinos.
  • En la medida de lo posible, evite los obstáculos, por ejemplo, los bordillos o los baches.
  • No monte cadenas para la nieve en las ruedas delanteras.

No continúe la marcha si el ESP interviene con frecuencia, si sale humo de los neumáticos, si huele a caucho, si el vehículo vibra o si se oyen ruidos de traqueteo. Solicite la ayuda de un experto.

ADVERTENCIA

Durante la marcha de emergencia las propiedades de marcha del vehículo empeoran considerablemente.

  • Sin exceder los 80 km/h, continúe la marcha con precaución hasta el taller especializado más próximo. Durante este trayecto, evite los volantazos, frenazos y cualquier maniobra brusca.
  • En la medida de lo posible, evite los obstáculos (p. ej., los bordillos) o los baches.

Inscripciones en los neumáticos

Volkswagen Jetta. Conservación y mantenimiento del vehículo
Fig. 165 Inscripciones internacionales en los neumáticos.

Volkswagen Jetta. Conservación y mantenimiento del vehículo

Volkswagen Jetta. Conservación y mantenimiento del vehículo

Información para el usuario final con valores comparativos respecto a neumáticos base predeterminados (test normalizados):

Volkswagen Jetta. Conservación y mantenimiento del vehículo

Volkswagen Jetta. Conservación y mantenimiento del vehículo

Si en el neumático figuran otras cifras, puede tratarse de distintivos internos del fabricante del neumático o distintivos específicos para determinados países (por ejemplo, para Brasil o China).

a) Las siglas TIN hacen referencia al número de serie del neumático.

Neumáticos sujetos a rodadura unidireccional

Los neumáticos sujetos a rodadura unidireccional han sido diseñados para rodar sólo en un sentido.

Los flancos de los neumáticos sujetos a rodadura unidireccional van marcados con unas flechas. El sentido de giro prescrito se tendrá que respetar obligatoriamente. Sólo de este modo se aprovecharán al máximo las propiedades del neumático en lo que respecta al aquaplaning, la adherencia, los ruidos y el desgaste.

Capacidad de carga de los neumáticos

El índice de la capacidad de carga indica el peso en kilogramos que puede cargar un neumático como máximo (capacidad de carga).

91   615 kg (1.356 lb)
93   650 kg (1.433 lb)
95   690 kg (1.521 lb)
97   730 kg (1.609 lb)
99   775 kg (1.709 lb)

Siglas de la velocidad

La sigla de la velocidad indica la velocidad máxima a la que se puede circular con los neumáticos.

P   máx. 150 km/h (93 mph)
Q   máx. 160 km/h (99 mph)
R   máx. 170 km/h (106 mph)
S   máx. 180 km/h (112 mph)
T   máx. 190 km/h (118 mph)
U   máx. 200 km/h (124 mph)
H   máx. 210 km/h (130 mph)
V   máx. 240 km/h (149 mph)
Z   más de 240 km/h (149 mph)
W  máx. 270 km/h (168 mph)
Y   máx. 300 km/h (186 mph)

Algunos fabricantes utilizan las siglas "ZR" para los neumáticos con una velocidad máxima autorizada superior a 240 km/h (149 mph).

Neumáticos de invierno

Si se montan neumáticos de invierno, las propiedades de marcha del vehículo mejorarán notablemente en condiciones invernales. Los neumáticos de verano tienen menor adherencia sobre hielo y nieve debido a su diseño (anchura, mezcla de caucho, tipo de perfil). Volkswagen recomienda utilizar sin falta neumáticos de invierno o de todo tiempo en todas las ruedas del vehículo, sobre todo cuando se prevean condiciones invernales. Los neumáticos de invierno mejoran también el comportamiento de frenado del vehículo y ayudan a reducir la distancia de frenado cuando el tiempo es invernal.

Volkswagen recomienda utilizar neumáticos de invierno a temperaturas inferiores a +7 ºC (+45 ºF).

Los neumáticos de invierno pierden gran parte de sus cualidades cuando el perfil se ha reducido a 4 mm (1/16 pulgadas). Los neumáticos de invierno también pierden gran parte de sus propiedades con el envejecimiento, independientemente de la profundidad del perfil que aún conserven.

En la utilización de los neumáticos de invierno rige lo siguiente:

  • Tenga en cuenta las disposiciones legales al respecto del país en cuestión.
  • Monte neumáticos de invierno en las cuatro ruedas.
  • Utilícelos sólo en condiciones invernales.
  • Utilice sólo neumáticos de invierno con las dimensiones autorizadas para el vehículo en cuestión.
  • Monte sólo neumáticos de invierno radiales del mismo tipo, tamaño (perímetro de rodadura) y perfil.
  • Respete el límite de velocidad que corresponda a la sigla de velocidad.

Limitación de la velocidad

Los neumáticos de invierno tienen un límite de velocidad en función de la sigla de velocidad.

En función del equipamiento del vehículo, en el menú Indicador multifunción del cuadro de instrumentos se puede ajustar una advertencia de velocidad.

En el caso de los neumáticos de invierno con la sigla V, el límite de velocidad y la presión de inflado dependerán de la motorización del vehículo. Se aconseja consultar en un concesionario Volkswagen la velocidad máxima permitida y la presión de los neumáticos necesaria.

ADVERTENCIA

La mayor seguridad que ofrecen los neumáticos de invierno en esta época no debe inducir a correr riesgos innecesarios.

  • Adapte la velocidad y el estilo de conducción a las condiciones de visibilidad, climatológicas, de la calzada y del tráfico.
  • No exceda nunca la velocidad máxima ni la capacidad de carga autorizada para los neumáticos de invierno.

Pasado el invierno se deberán montar lo antes posible los neumáticos de verano. A temperaturas superiores a +7 ºC (+45 ºF), las propiedades de marcha de los neumáticos de verano son mejores que las de los de invierno. De esta manera se reduce el ruido de rodadura, el desgaste es menor y se consume menos combustible.

En los vehículos con sistema de control de los neumáticos hay que "adaptar" nuevamente el sistema después de cambiar la rueda.

Si fuera necesario, consulte en un concesionario Volkswagen las dimensiones permitidas para los neumáticos de invierno.

Cadenas para la nieve

Si se utilizan cadenas, se deberán tener en cuenta las disposiciones legales del país en cuestión, así como la velocidad máxima permitida con cadenas.

Bajo condiciones invernales las cadenas no sólo mejoran la tracción, sino también la eficacia de los frenos.

El montaje de las cadenas para la nieve sólo está permitido en las ruedas delanteras y únicamente con las combinaciones de llantas y neumáticos autorizadas por Volkswagen: Volkswagen recomienda consultar el tamaño de las llantas, de los neumáticos y de las cadenas en uno de sus concesionarios.

En la medida de lo posible, sólo se deberán emplear cadenas de eslabones finos que no sobresalgan más de 15 mm (37/64 pulgadas) incluyendo el candado.

Antes de montar las cadenas se tienen que desmontar los tapacubos centrales y los aros embellecedores. Sin embargo, por motivos de seguridad los tornillos de rueda deberán llevar puestos los capuchones, que pueden adquirirse en los concesionarios Volkswagen.

En los neumáticos con propiedades para marcha de emergencia, durante la marcha de emergencia no se deberán utilizar cadenas, ni siquiera en las ruedas motrices.

Rueda de emergencia

Por motivos técnicos no se permite la utilización de cadenas para la nieve en la rueda de emergencia.

Por ello, si teniendo una rueda de emergencia montada en el eje delantero fueran necesarias las cadenas, se deberá pasar la rueda de emergencia al eje trasero. La rueda trasera que quede libre podrá montarse en lugar de la rueda delantera averiada.

Al hacerlo habrá que tener en cuenta el sentido de giro de los neumáticos. Volkswagen recomienda colocar las cadenas en la rueda antes de montarla.

ADVERTENCIA

El uso de cadenas inadecuadas o una colocación incorrecta de las mismas puede provocar accidentes y lesiones graves.

  • Utilice siempre cadenas para la nieve adecuadas.
  • Consulte las instrucciones de montaje del fabricante de las cadenas.
  • No exceda nunca el límite de velocidad permitido para la conducción con cadenas.
  • Nunca monte cadenas para la nieve en ruedas con propiedades para marcha de emergencia.

AVISO

  • Las cadenas se deberán desmontar cuando su uso ya no sea necesario. De otro modo, sólo empeorarán el comportamiento de marcha del vehículo, dañarán los neumáticos y se deteriorarán rápidamente.
  • Si las cadenas rozan la llanta, pueden dañarla o arañarla. Volkswagen recomienda el uso de cadenas con fundas.

Para un mismo tipo de vehículo pueden adquirirse cadenas para la nieve de diferentes tamaños.

    LEER SIGUIENTE:

     Accesorios, cambio de piezas, reparaciones y modificaciones

    Introducción al tema En este capítulo encontrará información sobre los siguientes temas: Rodaje Accesorios y recambios Líquidos y medios operativos Reparaciones y modificaciones técnicas R

     Información para el usuario

    Introducción al tema En este capítulo encontrará información sobre los siguientes temas: Adhesivos y letreros Uso del vehículo en otros países y continentes Recepción de radio y antena I

     Gestión del motor y sistema de depuración de gases de escape

    Introducción al tema En este capítulo encontrará información sobre los siguientes temas: Testigos de control Catalizador Filtro de partículas diésel Información adicional y advertencias:

    VER MAS:

     Seat Toledo. Fusibles

    Ubicación de los fusibles Fig. 55 En el tablero de instrumentos del lado del conductor: tapa de la caja de fusibles. Fig. 56 En el vano motor: tapa de la caja de fusibles. Debajo del tablero de instrumentos Incline con cuidado la cubierta en la dirección de la flecha y quítela  fig. 5

     Volvo C30. Elevalunas eléctricos

    Accionamiento Los elevalunas eléctricos se accionan con los mandos de las puertas. Los elevalunas funcionan en la posición de llave I y II. Después de detener el vehículo y haber sacado la llave, seguirá siendo posible abrir y cerrar las ventanillas durante cierto tiempo si no se abre ninguna

    Coche manuales


    Nuevo | Top | Mapa del sitio | Buscar | © 2020-2021 www.cautomanuales.com 0.0144